Foro Internacional del Capitalismo 2019

Andrew W. Mellon



Instituto Mellon de Investigación Industrial



Mellon en Sello Postal

Andrew W. Mellon
(1855 – 1937)
Ex Secretario del Tesoro de los Estados Unidos

Andrew Mellon creció en un ambiente en el cual le inculcaron honestidad y trabajo duro, dos valores que nunca perdió en su vida. Hizo su fortuna utilizando su perspicaz  juicio, estrategias bien pensadas y su experiencia en finanzas.

A temprana edad le fue dada la firma bancaria de su padre, T. Mellon & Sons. Luego se aventuró en muchas otras industrias. Invirtió en aluminio cuando la mayoría de las personas lo consideraban irrelevante. Hizo que el aluminio fuera rentable y  retara al acero y al cobre como uno de los principales metales industriales. También invirtió en petróleo. Una de sus grandes contribuciones a esa industria fue la innovación de las perforaciones de petróleo en alta mar, otra de sus ideas ingeniosas fue poner las  gasolineras  en las esquinas de las calles.

La clave del éxito de Andrew Mellon fue que él no solo tenía la visión sino también  el coraje  para invertir dinero en empresas riesgosas pero con mucho potencial. Gracias a esto llegó a ser uno de los hombres más ricos de su tiempo en Estados Unidos, solo siendo superado por Rockefeller y Ford.

A los 65 años, por su experiencia en economía, el presidente de los Estados Unidos Warren Harding lo nombró Secretario del Tesoro. En esos años los Estados Unidos estaba luchando con una economía estancada, una deuda nacional creciente y altas cargas fiscales. Mellon aceptó el puesto ya que veía  una oportunidad para aplicar la experiencia que tenía en los negocios al gobierno. Creía que los problemas empresariales y los del gobierno eran similares, y que se podían resolver de la misma manera. Mellon sirvió como  Secretario del Tesoro a tres presidentes, por más de diez años.

Como Secretario del Tesoro su lucha más grande fue bajar los impuestos. Él creía que “los altos impuestos eran los principales parásitos que drenaban la sangre de la economía Americana”. Pensaba que los negocios no estaban produciendo suficiente porque envés de  invertir dinero en las compañías, este era usado para pagar impuestos. Y por otra parte, impuestos bajos crearían el ambiente apropiado para invertir en negocios, generando así más capital. Si los empresarios se lograban quedar con la mayor parte de sus ganancias, entonces aumentarían la inversión en sus propias empresas, haciendo crecer la produccion y por ende, la economía.

Para luchar contra los crecientes impuestos, él propuso el “Plan Mellon”, que se puede resumir en cuatro puntos principales:

  1. Reducir el impuesto de ingresos tope a 25%.
  2. Reducir los impuestos en ingresos mínimos.
  3. Reducir el impuesto de los estados federales.
  4. Mejorar la eficiencia en el gobierno.

Mellon logró reducir las tasas de  impuestos del 4 al 0.5% para aquellos cuyos ingresos estaban debajo de cuatro mil dólares; del 2 al 8 % para aquellos con ingresos de cuatro mil a ocho mil dólares y del 73 al 24 % para aquellos con ingresos superiores. Simultáneamente incremento la recaudación del gobierno a más de mil millones de dólares. Con ello probo que las altas tasas impositivas no significan más recaudación para el gobierno.