Foro Internacional del Capitalismo 2019

John D. Rockefeller



Cleveland en 1857



Acción de la Standard Oil

John D. Rockefeller
(1839-1937)
Empresario e Inversionista Estadounidense

Cuando se habla de los negocios más exitosos de la historia, los que han transformado la forma en la que vivimos, una de las personas en las que deberíamos de pensar es en John D. Rockefeller, un nombre reconocido mundialmente. Rockefeller logró lo que pocos antes de el habían logrado, gracias a ética de negocio y de trabajo. Él era un hombre que creía en las ideas grandes y en arriesgarse para hacerlas realidad. Él revolucionó el mundo con su empresa Standard Oil, proveyendo queroseno por un precio increíblemente bajo. Él trajo luz  a millones de casas a través del mundo, permitiéndonos disfrutar de más actividades nocturnas.

Desde pequeño John Rockefeller  aprendió que las cosas mas importantes en la vida eran trabajar, ahorrar y dar. Su chispa empresarial se podía ver desde joven, cuando vendía objetos y comida a los niños de su vecindario. Al terminar la secundaria obtuvo su primer empleo como asistente de contador y a través de este empleo Rockefeller aprendió que la clave para el éxito de los negocios era la honestidad y la atención a los detalles.

Poco tiempo después de la primera extracción de petróleo por el Coronel E. Drake, Rockefeller percibió el potencial que tenia el petróleo para revolucionar el mundo. Él imaginaba un mundo en el que la oscuridad no dominaba después del atardecer, un mundo en el que todas las personas podían tener una fuente de luz constante. Así que, decidió entrar en el negocio del refinamiento del petróleo, invirtiendo todo lo que tenia en su primera refinería y en hacer su sueño realidad.

Su empresa fue guiada por tres ideas principales: la eficiencia, la eliminación del desperdicio y la producción de productos de mejor calidad a menores precios. Él logró hacer su empresa lo mas eficiente posible. Todas las ganancias que obtenía las volvía a invertir en la misma actividad de producción y en maquinaria mas grande y mejorada. Construyó todo a la perfección, lo cual le ayudó a ahorrar en cosas como seguros. Siempre buscando nuevas formas en las que podría ahorrar,  comenzó a fabricar sus propios barriles para transportar el queroseno, bajando el precio 38%. Él sabia que si lograba bajar el costo de los barriles podría ahorrar dinero y usarlo para reinvertirlo en la empresa. Dedicándose también a eliminar el desperdicio, encontró usos para los residuos, los cuales las otras refinerías descartaban y con esto él producía mas de 300 subproductos de cada barril de aceite, incluyendo productos como gasolina, alquitrán, nafta y parafina para candelas.

Standard Oil se volvió el queroseno mas buscado; tenia una reputación por ser una fuente de luz limpia, segura y barata. Gracias a su producto superior y sus habilidades como emprendedor, Rockefeller logró que Standard Oil fuera la refinería mas grande del país. Entre 1882 y 1891 Standard Oil proveía el 90% del aceite refinado de los Estados Unidos y capturó dos-tercios del mercado mundial de aceite.

El impacto que tuvo Rockefeller y su empresa es incomparable. Los precios del queroseno bajaron de 58 centavos a tan solo 8 centavos por galón.  Antes de Rockefeller solo las personas adineradas podían alumbrar sus casas con aceite de ballena o candelas. Con el queroseno de Standard Oil todas las personas podían iluminar sus casas por un precio económico, por un centavo la hora, un privilegio que antes había sido considerado imposible.